Top 5: ¿Pero WTF es este fold?

Par dans

Suele ocurrir: ese momento en el que tiras una mano pensando que estás haciendo el fold de tu vida y en realidad estás regalando dinero...

Top 5: ¿Pero WTF es este fold?

No, esta vez no estamos aquí para hablar de faroles épicos ni de jugadas de leyenda; sino de aquellos folds que por lo ridículo de la situación, el contexto o la secuencia, se merecen estar en nuestro ranking favorito. También podríamos haberlo llamado el Top 5 de cagadas, pero bueno, quizá para la siguiente entrega... La cuestión: ¿Quién no ha foldeado alguna vez teniendo la mejor mano? Absolutamente todos y cada uno de los jugadores de póker del mundo lo han hecho al menos una ocasión en su vida. El problema viene cuando estos laydowns cuestan grandes sumas de dinero y las cámaras están ahí para grabarlo. Y si no, que se lo digan a Johnny Lodden, ¿eh?

Si sigues leyendo no vas a ver al famoso tío que foldeó unos ases preflop contra Jason Mercier y Phil Laak porque algo le dio yuyu: eso es una auténtica "fishada". Lo que vas a leer a continuación son algunos de los errores más caros desde que Phil Hellmuth fuera humillado en el Big Game varias veces por Tony G hace años o Mikalai Pobal se checkeara las nuts en el Heads-up del Evento Principal del EPT de Barcelona en 2012. Además, le hemos pedido al pro del Team Winamax Guillaume Diaz, Volatile38, que analice cada jugada a ver qué le parece... ¡A "nitear" se ha dicho!

Dennis Baltz vs. Greg Raymer (Main Event WSOP, 2009)

La edición número 40 de las WSOP se celebró en el año 2009, el mismo en el que nuestra jugadora del Team Pro Leo Margets finalizó en el puesto 27 del Main Event embolsándose algo más de 350.000 $ y el título de Last Woman Standing. Aquel año terminó ganando el estadounidense Joe Cada, que tras unos cuantos días de competición (noviembre incluido) y batir a 6.494 jugadores, firmó un cheque millonario de más de 8.500.000 $.

En esa edición pudimos ver manos tan disparatadas como esta (minuto 2:10 en el vídeo), en la que el bueno de Greg Raymer, con unas gafas recién sacadas de los años 70, metió probablemente el 4-bet más rentable de su vida. La acción es la siguiente: aún es el Día 2 de competición y estamos en la mesa televisada, con Raymer abriendo la mano desde el hijack con JJ. El mítico de los cash-games televisados Jason Alexander, que se encuentra a la izquierda, paga con 33 y el jugador de la ciega pequeña, Dennis Baltz, descubre KK y hace un 3-bet a 4.500 puntos. La acción vuelve a Raymer, que sin pensarlo mucho pone 20.000 puntos sobre el tapete haciendo que Alexander foldee y que Baltz, tras poner la mayor cara de miedo que alguien ha visto en un Día 2 ante una subida, también foldee. "¿Solo juega AA?", dicen asombrados los comentaristas, que empiezan a mofarse del tío que siempre será recordado por foldear reyes preflop en uno de los mejores spots posibles de este nuestro querido juego.

La opinión de Volatile38: ehm... ¿¡Pero WTF es esta mano!? Esto supongo que será el "Efecto Main Event", ya que el tipo no quiere arriesgar su vida tan pronto en el Evento Principal y tiene delante de él a Greg Raymer, que sabrá que el chico es bastante, bastante tight... En realidad no hay que 4-betear nunca JJ. ¡Y jamás se foldea KK!

Tobias Reinkemeier vs. Scott Seiver (The Big One for One Drop, 2014)

En uno de los eventos más caros del mundo, The Big One for One Drop, también hemos tenido ocasión de ver auténticos folds que te dejan con la boca abierta. Con una entrada de 1.000.000 $ (de los que 111.111 $ van a parar directamente a la Fundación One Drop para causas benéficas), parece lógico pensar que solo los mejores jugadores se dejen ver por los tapetes de este torneo millonario que ya ganaron Antonio Esfandiari (2012), Dan Colman (2014) y Justin Bonomo (2018).

En esta ocasión fueron fueron Tobias Reinkemeier (ganador de la Gran Final del EPT 25k High Roller) y Scott Seiver (3 brazaletes de las WSOP) los que en la edición de 2014 decidieron brindarnos con una de esas manos que pasará a la Historia de las filmotecas del póker no por la complejidad o la maestría demostrada en ella, sino por el fold que protagoniza Reinkemeier y que a día de hoy, todavía nadie entiende. Estamos en la mesa final, quedan 7 jugadores y Seiver abre desde primeras posiciones K10. El alemán, que está ligeramente corto de stack, defiende desde la ciega grande AA para ir a un flop 4Q2, en el que su rival le apuesta algo menos de medio bote. Reinkemeier está intentando que el estadounidense caiga en su red, así que se limita a pagar a pesar de que no bloquee con ninguno de sus ases el color que se completa en el turn J. Vuelve a pasar y Seiver, tras juguetear durante unos pocos segundos con sus fichas, anuncia all-in por prácticamente el tamaño del bote (unos 6.8 millones de puntos). Reinkemeier traga saliva, se quita sus gafas de sol azules y empieza a hablar a Seiver: "Pensaba que estaba atrapando...", comienza, mientras que niega con la cabeza. El estadounidense, que al principio parece frío como el acero, se anima y le contesta: "Todo el mundo sabe tu mano, es KQ o AQ"; a lo que Reinkemeier le espeta: "Estás equivocado, tío. La tengo mejor que eso". Lo curioso es que el proceso de pensamiento del alemán es bueno, porque descarta las manos que Seiver no tiene y las que podría tener: "No tienes AQ, no creo que tengas KQ, podrías tener K9 o K10, desde luego... pero no me ponías en ases, claro". Así se podría tirar una hora, pero Daniel Negreanu, que también está sentado en la mesa, pide tiempo para Reinkemeier... y el resto es historia.

La opinión de Volatile38: "En realidad no entiendo cómo la juega: está haciendo check en el flop para atrapar a Seiver y luego cuando Seiver shovea el pot en el turn, prácticamente nunca debería de tener color ahí. Yo creo que nunca va a ir all-in con color, así que sus manos aquí son 109 o K10, algunos A10 con el A, AJ con el A o cosas así. Si Reinkemeier tuviera el A podría llegar a plantearse el fold, incluso aunque tuviera buena equity, porque es básicamente el farol de Seiver. Pero no, no se puede foldear en este spot, es muy loco".

Maria Ho en un bote multiway (WSOPE Main Event, 2017)

A pesar de que últimamente estemos más acostumbrados a ver a Maria Ho narrar partidas que jugarlas, lo cierto es que la proplayer estadounidense ha sido declarada dos veces como Last Woman Standing en las WSOP (2007 y 2014) y una en las WSOPE (2011). Acumula más de 4.000.000 $ en ganancias en vivo y hubo un tiempo en el que estaba en todos los Majors habidos y por haber.

Sin embargo, este fold en el Evento Principal de las WSOPE celebradas en Rozvadov (República Checa) en noviembre del 2017 simboliza de forma muy gráfica esa relación riesgo-recompensa que se da tan a menudo en nuestro juego favorito. Estamos en el Día 4 de competición, en premios y con unos stacks gigantes: la acción viene abierta por los 99 de Rainer Kempe en el hijack, con Kristen Bicknell que paga en el botón su AJ y con la ciega pequeña, Niall Farrell, que se encuentra AK y dispara un tortazo de 152.000 puntos. Nuestra protagonista, tras dudar un poco en la ciega grande con 1010 termina pagando el squeeze del escocés, lo que anima al resto de la mesa a igualar también. El flop será 107J, y aquí es donde viene lo bueno: Farrell, que habla primero, overbetea all-in con sus draws de color máximo y escalera al hueco, lo que provoca que todos los jugadores de la mano se foldeen. Ho incluida con su trío de dieces. "No era un buen flop para los ases", se escucha decir de fondo a alguien del rail mientras el escocés pone la cara que pondrías tú después de colarle un farol al mismísimo Phil Ivey.

La opinión de Volatile38: "Es una locura, no sé cómo Maria foldea eso. Está claro que el hecho de tener a dos jugadores detrás de ella le hace pensar que podría quedarse atrapada, pero creo que Farrell no está shoveando ningún color a las nuts y no tiene muchos colores que 3-betean preflop. Definitivamente, Maria va perdiendo contra cualquiera de las manos en las que pienso que podría tener Farrell, manos como esta, AK con el A o quizá AA con el A; pero creo que tendría que haber pagado, incluso si se hubiera tratado de una apuesta estándar: nunca va a ir por detrás de él. El hecho de que haya una J y un 10 en el board hace menos probable que detrás haya manos del tipo KQ en Bicknell o 89 en Kempe.

John Juanda vs. Sergey Lebedev (SHR Triton Poker Series, 2019)

Estamos en las Super High Roller Triton Poker Series del año pasado celebradas en Montenegro, un festival de torneos cuyo evento más barato rondaba los 10.900 € y en el que se dio cita la crème de la crème del póker mundial. Centraremos la acción en la mesa final del Evento 6, cuyo buy-in fue de 250.000 HK$ (al cambio son unos 27.250 €) que se jugaba en la modalidad de Short Deck NL. En esta variante, la baraja habitual con sus 52 cartas se convierte en una de 36, ya que se eliminan los doses, los treses, los cuatros y los cincos.

Al turrón: tenemos al archiconocido John Juanda (4 brazaletes de las WSOP, 1 de las WSOPE, ganador del EPT de Barcelona en 2015...) metido en jarana con 66 en una mano que viene limpeada por Daniel Dvoress en UTG y a la que se apuntan 5 de los 6 jugadores que quedan: Sergey Lebedev, Daniel Cates, el propio Juanda y Yong Wai Kin. El flop viene AA6, con nuestro protagonista flopeando las segundas nuts y metiendo 75.000 puntos en un bote de 275.000. Todo el mundo se retira excepto Lebedev, que opta por una estrategia agresiva con su KJ resubiendo a 225.000. Juanda piensa un poco y paga. El turn es otro A, que deja la mano del indonesio en una situación complicada porque ya no vale tanto: ahora, cualquier pareja superior a sus seises le gana. Lebedev, que ha mostrado tanta fuerza en la calle anterior, decide pasar ahora y dejar que Juanda apueste una cantidad irrisoria, 75.000 en un bote de 825.000 puntos, que el ruso paga agusto. El river vendrá 6, que firma para Juanda las segundas nuts. Pero lo mejor viene ahora: Lebedev sale atizando 1/4 de bote y pone a pensar al indonesio, que tras exclamar en alto "qué mano más loca" y reírse un poco, termina foldeando su póker como quien no quiere la cosa. "Oh... estoy tirando un monstruo", dice lacónicamente. Después ganó el torneo.

La opinión de Volatile38: "Esto es Short Deck y yo no sé jugar Short Deck, pero creo que este fold entra dentro de lo normal. Se supone que nadie va a farolear estos spots y el villano podría tener un A de forma relativamente corriente. Así que supongo que es un fold fácil, incluso aunque sepas que poca gente va a farolear esa situación".

Francisco vs. Big John (Live at the Bike, 2018)

Desde hace pocos años a esta parte, las partidas de cash en la sala Live at the Bike que se celebran en el hotel que lleva el mismo nombre atraen a todo tipo de jugadores, tanto amateurs como tiburones del naipe dispuestos a hacer dinero con faroles locos o jugadas extremadamente agresivas que muy pocas veces veríamos en un torneo.

Corre el año 2018 y estamos en una de las tantas partidas que se celebran en el hotel Bicycle, al sur de California (EEUU). Las ciegas están en 10 $/ 20 $ y no olvidemos que se puede hacer straddle, como Big John demuestra en la mano que comentaremos a continuación (a partir del minuto 3:20). En efecto, el estadounidense paga sin mirar en UTG antes de que le repartan las cartas, mientras que un jugador con nombre de rapero, Luda Chris, abre la acción en UTG+1 subiendo a 160 $ con 86. Francisco, en botón, tiene 44, por lo que también paga mientras que todos se retiran hasta Big John, que después de su straddle descubre QJ y completa la subida. Para entonces ya tenemos un bote de algo más de 510 $, que acompaña a un flop 6Q4 y en el que Big John sale apostando de cara algo menos de la mitad. Tanto Luda Chris como Francisco pagan el envite para ir a un turn 9. El agresor vuelve a apostar, esta vez 1/3 del bote, con el que consigue de nuevo el call de Luda Chris pero no el de Francisco, ya que este mete un tortazo hasta los 2.240 $. Big John, sin pensarlo mucho, paga y el otro jugador se foldea. Quedan dos en la mano, y el river viene con un 5. Un segundo después de que el crupier descubra la quinta calle, Big John va all-in por 3.190 $ con su pareja de damas, lo que hace que Francisco se tire más de 3 minutos pensando hasta, finalmente, descartar su mano.

La opinión de Volatile38: "¿Pero WTF es esto? Esta mano es de coña... En realidad es el peor fold de todos, yo creo. El tío no va muerto, de ninguna forma, no sé que puede tener que te gane: nunca tiene aquí 78, no tendría sentido. Así que, bueno, tienes que pagar y cerrar los ojos. No tiene faroles claros tampoco... con esa mano quieres pescar un set y estás encantado de la acción antes del river".

Bonus: el fold que podría haber sido (y nunca fue)

La última mano que traemos a este Top 5 no es un fold, pero si valoramos los comentarios de Jennifer Tilly al final de la acción y si el bueno de Patrik Antonius hubiera apostado al river, seguramente estaría incluida en nuestro ranking. Ocurrió en el mítico programa de mediados de los 2000 Poker After Dark, que fue emitido por la cadena estadounidense NBC durante 4 años, hasta el particular Black Friday pokeril de 2011. Desde 2017, PokerGO se hizo cargo de la serie, que ya va por la temporada 11.

Ajenos a todo esto, Antonius y Tilly jugaban la enésima mano en el programa: la estadounidense subía desde el botón con JJ y Antonius se limitaba a pagar desde la ciega pequeña con 108. En board multicolor en el que Tilly pincha el trío de jotas, 10J7, la jugadora apuesta algo más de 2/3 del bote y Antonius paga tras pensar mínimamente. Y ahí acaba la acción de la mano, porque ni el turn K ni el river K harán cambiar de opinión a uno y a otro. "¿Fullhouse?", pregunta Antonius cuando la jugadora se da check-back en river y le enseña su mano. Mientras tanto, la cámara apunta a Phil Ivey, que no se puede creer lo que acaba de presenciar. "Pensaba que tenías pareja de reyes...", sonríe Tilly, que en realidad no sabe dónde meterse después de que toda la mesa la haya visto pasar con un full como un castillo. "Casi, casi", dice Antonius sin poder aguantar la risa.

¿Y tú? ¿Has tenido folds que pensabas épicos pero en realidad no lo eran tanto? ¡Cuéntanoslo en las redes!

Las páginas a seguir:

t @Winamax_España / @WinamaxDeportes


in @Winamax_Espana 


f Winamax_España / Winamax Deportes


wtv Winamax_España


David S.

Je pensais que mon truc était le journalisme, pas le poker. Mais finalement, j'ai choisi le poker et j'ai fini par faire les deux.

Suivez David S. sur TwitterSuivez David S. sur Instagram