[Blog] En busca de la felicidad

Par

.
Hace dos años, en una fiesta en Bruselas, conocí a la chica que cambió mi vida por completo. Sin duda la conoceréis por su poder de invocar las cartas: el As en el river fue gracias a ella. Por supuesto que estoy hablando de mi amuleto, Caroline. A principios de septiembre nos casamos en Mónaco, ante 200 amigos. Un ambiente indescriptible y una dosis de emociones que hicieron que este fin de semana fuera el momento más bonito de mi vida. Al día siguiente nos fuimos de luna de miel a un paraíso terrenal: las Islas Seychelles. Tengo que reconocer que estaba (y todavía estoy) en una nube. La vida es bella y yo soy el hombre más feliz del mundo.

No puedo decir que haya pasado tiempo buscando a mi alma gemela. Viajando por el mundo y disfrutando de una independencia total, acabé disfrutando de esta libertad y de mis años como soltero. Incluso pensaba que este era el único estado que me podía permitir.

novia davidi gorra
Hoy he cambiado por completo de opinión. Cuando conocemos el amor, las obligaciones de la vida en pareja se convierten en algo normal y no suponen un sacrificio para nuestra libertad cotidiana, ya que las compartimos con la persona que amamos. Y es incluso mejor para los pequeños momentos de felicidad que la vida nos ofrece. Por ejemplo, estar tumbados al sol en un escenario increíble, un día en la playa o un paseo en un lugar romántico. Estas pequeñas cosas que no había disfrutado porque estaba solo.

En cuanto al poker, es cierto que haberme casado implica grandes cambios, tanto positivos como negativos. El objetivo de esta entrada es analizar las ventajas e inconvenientes de mi nuevo estado, para extraer conclusiones para mis próximos torneos.

Nuevas responsabilidades y gestión del bankroll

Creo que mi indiferencia por el dinero es uno de los puntos fuertes de mi juego. Durante mi carrera, ha habido veces que me he centrado en objetivos no-monetarios, como la clasificación GPI o el simple hecho de jugar mi A-game. Nunca he tenido de hacer un movimiento arriesgado en la burbuja si consideraba que podía ser una decisión rentable. Simplemente me concentraba al 100% en el momento presente, sin preocuparme por la gestión de mi bankroll.

pareja playa
Sin embargo, desde que me casé, me planteo las cosas a largo plazo. Me he concienciado de que ganar dinero es algo importante para realizar mis objetivos a largo plazo. La principal ventaja de este estado es que ahora estoy menos dispuesto a dilapidar mi stack por falta de concentración. Con una motivación concreta, siento que me centro más en cada uno de mis movimientos. Sin embargo, el principal inconveniente es que ahora soy más cauto. Cuando se acercan los puestos premiados, por ejemplo, ya no arriesgo mi stack, ni, aunque esté en una situación ventajosa.

Por tanto, se trata de concentrarse en el momento, analizar cada mano de una forma independiente, y hacer abstracción de lo que está en juego. Pero hay que tener en cuenta siempre guardar la visión a largo plazo para tomar mis decisiones y mantener siempre en la cabeza la importancia de cada torneo para conservar mi motivación.

¿Menos tiempo para gestionar mi juego?

Es evidente que ahora mismo dedico menos tiempo a mi juego de lo que hacía hace 10 años, cuando el poker era el centro de mi vida. En esa época, yo pensaba, comía, dormía y vivía el poker. Los jóvenes jugadores del circuito tienen más libertad para jugar un volumen mayor y progresar sobre la teoría o la mentalidad del juego. Pero jugar menos también tiene sus ventajas: unas ganas incluso más fuertes de plantar cara y una prioridad acorde a mi desarrollo personal para alcanzar cierto equilibrio, dos elementos muy beneficiosos para mi carrera.

Aún me queda aprender a utilizar mejor el tiempo que dedico al poker. El objetivo es profesionalizarme al máximo, para pasar más tiempo trabajando sobre mi juego sin tener que jugar. Tengo la suerte de estar muy bien rodeado dentro del Team Pro Winamax. Me puedo apoyar en estos excepcionales jugadores para trabajar mis puntos débiles, como algunos aspectos técnicos de mi juego, y para reforzar mis puntos fuertes, como mi lectura de los comportamientos.

pareja baño
También tengo el proyecto de interesarme por métodos de relajación y meditación para equilibrar el estrés que la vida de jugador puede ejercer en el día a día.

¿Pérdida de la motivación y el interés en el poker?

Os puedo asegurar que mi pasión por el juego y el placer que me aporta siguen intactos y no tengo ninguna intención de cambiar de profesión. La complejidad de este juego ofrece suficientes desafíos y el margen de progresión me parece casi infinito.

No conozco muchos jugadores con una vida familiar y alrededor de los 40 años que ejerzan al máximo nivel. Pero tampoco veo que sea un obstáculo para ser competitivo. Una vida “normal” es algo beneficioso para alcanzar un estilo de vida saludable y el desarrollo personal, factores que indudablemente, son importantes para alcanzar el éxito en la actividad que sea.

Durante mi carrera he acumulado muchísimos conocimientos que me permiten mantener una gran confianza en mi juego. Sería una pena no ir hasta el final con mis ambiciones. He logrado grandes cosas en el poker, pero todavía me quedan objetivos por lograr, como el imponerme en el circuito de los torneos highrollers. Estos objetivos son ambiciosos, pero con mi experiencia y mis ganas de progresar, pienso que es algo alcanzable y que puedo demostrarlo en los próximos años.

boda davidi
Mientras tanto, quiero veros en la etapa parisina del WiPT en la Grande Halle de La Villate. Tras ello jugaré en el WSOPE de Rosvadov del 1 de Noviembre. He puesto algunos torneos muy interesantes en mi programa, como el High Roller One Drop de 111.111€.

Como se suele decir, ¡hasta luegooooo!


KitBul

EPT, WPT, WSOP : pas un circuit majeur n’a résisté à l’appétit de victoire du Belge du Team Winamax, qui n’est pas pour autant rassasié.

Suivez KitBul sur FacebookSuivez KitBul sur Twitter